Lo dijo ella…

Era un 30 de setiembre del 2004…

“Ella, la que no conoces (ni conocerás)

Vuelven de nuevo mis controles médicos y miles de análisis. Como siempre estoy nerviosa antes de saber los resultados finales. Mirando hacia atrás me parece increíble que yo haya sido capaz de superar esa enfermedad y el haber tenido la fuerza suficiente para soportar decenas de sesiones de radio y quimioterapia además de un trasplante. También fué duro sobrevivir a un montón de amigos que se fueron por esta enfermedad, pero algo bueno saqué de esa experiencia: me humanice mucho más de lo que jamás hubiera creído y comprobé hasta que punto puede una persona ser comprensiva, tolerante y humilde. Dejé de lado las cosas poco importantes y empecé a valorar las que realmente lo eran. Me dí cuenta de que hasta ese momento no vivía, solo me dejaba llevar. Se que no es un tema agradable para conversar, de hecho mi familia lo evita constantemente, pero yo me niego a olvidar que aún estoy recuperándome de ello y que voy a ganar esta partida. Me hace gracia que quienes no tienen ni puta idea de mi vida ni me conocen se den el lujo de llamarme superficial, insensible, pedante y egocéntrica. Me hacen gracia pero también me dan pena por sentirse superiores a una luchadora nata sin otra pretensión que vivir con mayúsculas esa nueva vida que le regalaron. Si a eso le llaman pedantería… brindo por ella.

Superó la primera leucemía, la segunda acabó con sus sueños. Murió el 20/12/06

Anuncios

5 Respuestas a “Lo dijo ella…

  1. Ni la conocí ni la conozco ni la conoceré, pero una cosa me queda clara: tenemos más cosas en común que las que algunos amigos míos comparten. Yo me siento concretamente ahora con un cáncer también, y no sé si es fuerza o estupidez lo que me mueve a seguir adelante, sin más quimios ni radios que el aguante para continuar.

    También siento que mi vida está dirigida pero está tan bien montada que me cuesta mucho salir del coche de mis padres para entrar al mío y meterle siquiera primera. Y creo que zurraría a cualquiera que se tomase la descarada libertad de venir a decirme que soy tal o cual. Mi circunstancia es una concreta y nadie en el mundo puede entenderla. Si ni siquiera me entiendo yo, ¿cómo me van a poder entender los demás?

    Viva ella por siempre en nosotros, que hasta muerta es ejemplo de vivos.

    P.D.: No zurraría porque soy incapaz de pegar, pero odiaría a quien lo hiciera.

  2. Closto:
    Yo sí te entiendo y más gente de la que tú crees, te lo aseguro. Yo padecí un cancer hacer 13 años y hace 4 me dieron de alta. Ahora es sólo un recuerdo del que apenas me acuerdo.
    Lo primordial para mi prima, May era oler los aromas de la vida y sentirla, arañarla dia a dia. Su fuerza y voluntad y sobre todo la esperanza no la abandonaron nunca. Tenía muchos sueños y no estaba dispuesta a perderlos. Nunca tiró la toalla. Sabía que era una batalla a vida o muerte. A veces fué incomprendida y hasta le hicieron daño pero también encontró gente que la apreciaron y supieron quererle incondicionalmente.
    Para mi era especial…
    Closo, nunca tires la toalla y plantale cara al cancer, se puede salir de sus garras…
    Es una lucha más de las que nos enfrentamos cada día. Como te dije, pasará.
    Se que ahora no soy buena consejera, todo está muy reciente y el dolor sigue habitando en mi corazón.
    Un beso enorme

  3. Iem, siemto haberte movido a error. Mi cáncer no es el mismo al que tú y tu prima tuvisteis. Mi mal está en mi cabeza, entre la zona de la que los psicólogos roban su pan de cada día y de la que el portador saca lágrimas lastimeras todos los días.

    No quiero con esto provocar tu ira ni despreciar lo que has pasado. Sólo quería aclarar que mi mal soy yo mismo. Algunos se pueden pasar deprimidos dos o tres meses, pero yo llevo algo encima que no puedo sacar y que me lleva pesando mucho tiempo. Y la gente no me entiende porque ni yo me entiendo… ni poruqe me explico.

    Lo siento mucho por tu prima, de veras, y me alegro de que tú hayas podido salir.

    Por cierto, algunos de tus consejos los he hecho ya míos (y no creo que seas mala consejera). Y no pares el blog. Tienes algo especial.

  4. Siento haber metido la pata para variar pero a veces entiendo solo lo que quiero entender.
    Closto, todo es más sencillo de lo que parece.

    “El corazón tienes unas razones que la razón no entiende” Pascal

  5. Y a la vez más complicado.

    La mente humana es lo suficientemente simple para poder convivir con ella y lo suficientemente complicada para que no la entendamos.

    Una vez escribí algo parecido. Supongo que estamos condenados a no repetir nunca lo que pensamos. En fin. No te preocupes por lo de meter la pata, que yo hable en clave con grafías actuales no queire decir que debas entenderme.

    Soy más simple de lo que parezco.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s